martes, 19 de julio de 2016

ORESTES CACHAY, GANADOR DE LA PRIMERA VUELTA PARA EL RECTORADO DE UNIVERSIDAD DE SAN MARCOS INSISTE EN REVOLUCIÓN TECNOLÓGICA

El ex decano de la Facultad de Ingeniería Industrial, Orestes Cachay Boza, ganador de la primera vuelta para elegir al rector de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, insiste en realizar una revolución tecnológica en las 30 facultades de esa casa de estudios superiores. El pasado domingo se realizarán las elecciones bajo el sistema de voto universal por primera vez en la historia de San Marcos, resultando ganadores de la primera vuelta los candidatos Orestes Cachay con el 40% de los votos, seguido del Javier Villa Stein, con el 25%, de un total de siete candidatos. Ambos pasarán a la segunda vuelta que se realizará el próximo domingo 24 de julio.

Las elecciones realizadas al amparo de la nueva Ley Universitaria, permitió que 41,000 estudiantes y 2,300 docentes de la principal universidad peruana, elija a sus autoridades académicas.
El exitoso ex decano de Ingeniería Industrial, dijo que “Nuestras propuestas son tangibles. Lo que hemos desarrollado en la facultad de Ingeniería Industrial queremos replicarlo en las 20 facultades y en las 65 escuelas. Los gobiernos anteriores se han olvidado de San Marcos”.
Efectivamente, esa facultad se caracteriza por sus acreditaciones nacionales e internacionales, que han permitido que sea una de más más exitosas en Perú, que incluso, estudiantes y profesionales del extranjero, estudian en sus aulas.
Cachay, por su experiencia en Ingeniería Industrial y formado también en San Marcos, revela que “No solo es la parte literal, como dicen otros, queremos insertar centros de investigación que permitan articular la empresa, la academia y el Estado. Propiciar alianzas estratégicas con grandes empresas internacionales y con organismos y universidades de primer nivel”.
MAYORES DE 70 AÑOS
Afirma que se deben adecuar a la nueva ley en los 5 años y buscar un programa con incentivos para no afectar la parte económica de los docentes mayores de 70 años.
“Este es un problema social. Hay que retirar, pero con cierto respeto y dignidad. Un profesor mayor de 70 años que no está preparado psicológicamente para retirarse entra en depresión al ver que, de ser principal y ganar 6 mil 700 soles, pasa (si está en la ONP o AFP) a recibir 800 soles. Lo que se propone es crear un fondo intangible que permita un retiro digno del docente. Este se puede captar de 1% del presupuesto que tiene la universidad. Pensamos también en un centro de esparcimiento y fondo de sepelio para ellos. Vamos a aplicar, de los recursos recaudados, el 1% para que un fondo intangible que permita a los docentes retirarse con dignidad.
También repotenciaremos la parte administrativa, se gasta mucho presupuesto en la parte de tramitar documentos. La acción se dará desde el primer día, cero papeles”.
Con respecto a la nueva Ley Universitaria sostuvo que la norma tiene aspectos favorables y otros que necesitan ser modificados, como el artículo respecto a la edad de los docentes para permanecer en la universidad. Otro aspecto vendría a ser la autonomía que requiere la SUNEDU (Superintendencia Nacional de Educación Superior Universitaria), porque su dependencia del Ministerio de Educación genera burocracía en el trámite de los acuerdos que toma la Asamblea Universitaria.
De ganar el rectorado, su principal labor en los primeros meses, será recuperar lo que se perdió en la gestión anterior. “Ejecutaremos de inmediato un concurso de ascenso de docentes. Tenemos, para eso, presupuesto de entre 4 y 5 millones de soles que se han venido perdiendo. Y este año, ya estamos en julio, debe ser una acción de prioridad. Otro punto es coordinar con los decanos y hacer un diagnóstico de sus facultades para determinar sus necesidades y programarlas a corto, mediano y largo plazo. La idea es salir del rectorado dejando obras en ejecución. También se empezará el gobierno electrónico, cero papeles. Un tema más es realizar alianzas estratégicas con instituciones como Google y Microsoft, que nos puedan dar licencias gratuitas, como lo tienen en Ingeniería Industrial.
ESTUDIANTES

Para Orestes Cachay, los estudiantes requieren una mejor atención en la entrega de sus alimentos porque gran parte son de provincias y usan el comedor. Lo que pasa es que San Marcos en el momento de comprar sus insumos adquiere unos de primera calidad y paga el justiprecio, pero cuando estos llegan no cumplen las condiciones. Hay que supervisar lo que se recepciona y va a la cocina. “Lo mismo pasa con el tema de la vivienda que es deprimente. Así no se puede albergar a nuestros estudiantes. Otro de los problemas es la parte de la seguridad. Haremos una redistribución del personal para ver cómo la hacemos más óptima, sobre todo en el aspecto interno. Además, a los estudiantes hay que motivarlos en la parte de la formación de círculos de investigación, darles laboratorios y herramientas”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario