lunes, 23 de julio de 2018

VERDADERA DIMENSIÓN DEL TERRORISMO EN TEXTOS ESCOLARES


El gran reto que cumplirá el Ministerio de Educación para el 2020 se condensa en la ejecución de una política pública para la elaboración de recursos y materiales educativos impresos, lo que significa que no se cometerán los mismos errores de gobiernos anteriores; es decir,  ya no habrán textos educativos con faltas ortográficas, se publicará la verdadera dimensión que significó el terrorismo para nuestra patria y se dará un adecuado tratamiento a la igualdad de género para bienestar del estudiantado. Así lo señaló el ministro del sector, Daniel Alfaro Paredes, en la sesión extraordinaria que realizó la Comisión de Educación, Juventud y Deporte, que preside la congresista Paloma Noceda Chiang, en la sala Grau del Palacio Legislativo.

Señaló que se realizará una transformación para ese año pero que ya se comenzará a desarrollar paulatinamente conforme pasen los meses. Puntualizó que se proyecta elaborar, para Educación Inicial, cinco kits educativos más material docente; para Educación Primaria, se entregará 11 materiales educativos y cinco para los docentes; y para Secundaria, cinco materiales para estudiantes y cinco para docentes.
“Todos esto se cumplirá en el marco de la Política General de Gobierno al 2021 referida a la construcción de consensos sociales para el desarrollo en democracia, el Ministerio de Educación promueve la participación de los diversos actores de la comunidad educativa en la construcción de las políticas públicas, recursos y materiales educativos. Ello, en aplicación de la Ley General de Educación, que establece que la sociedad tiene el derecho y el deber de contribuir a la calidad y equidad de la educación a través de su participación en la definición y desarrollo de políticas públicas, lo cual no se tuvo en cuenta en anteriores gestiones”, subrayó.
Alfaro Paredes manifestó que al inicio de su gestión, no se encontró una normativa que establezca un proceso claro de elaboración y dotación de materiales educativos impresos que asegure el cumplimiento de estándares de calidad definidos, enmarcados en el Currículo Nacional.
Dijo que por ello se han verificado los procedimientos de elaboración y se variaron según sean materiales elaborados por el Minedu o adquiridos a editoriales. En el primer caso, el texto es elaborado por consultores externos de acuerdo con los Términos de Referencia preparados por el equipo técnico de especialistas del ministerio, o, en algunos casos, por el mismo equipo de especialistas. En el segundo, las editoriales elaboran el texto también sobre la base de los Términos de Referencia y especificaciones técnicas de los especialistas.
Ahora, remarcó, los textos y toda clase de material educativo impreso serán elaborados por especialistas del Minedu y su contenido estará acorde con la realidad que vive la patria. Dijo que, además, los materiales tendrán un contenido orientado a que se respete a la mujer, a fin que desde niños, sobre la base de valores, se respete y combata la lacra que significa la violencia contra la mujer.  
Ratificó que el Ministerio de Educación volverá a ser el órgano rector de las políticas públicas en materia de educación, deporte y recreación, en armonía con la política general del Estado. Como tal, define, dirige, regula y evalúa los diseños curriculares y materiales educativos a través de los que se viabilizan dichas políticas en el marco de la Ley Orgánica del Ministerio de Educación.
Anotó que en ese mismo sentido se pronunció la Primera Sala Civil de la Corte Superior de Justicia, al instar al Ministerio de Educación para que promueva o implemente un mecanismo específico, democrático y deliberativo, transparente y efectivo para que la sociedad y los padres de familia participen bajo las diversas modalidades en la formulación de políticas públicas.     
En el debate intervinieron los congresistas Gloria Montenegro, Julio Rosas y Edwin Donayre,  Edgard Ochoa, Mario Mantilla, Juan Carlos Gonzales, Francisco Petrozzi, Tamar Arimborgo y Jorge Castro. Todos coincidieron en señalar que los textos editados en las gestiones ministeriales anteriores tenían errores garrafales y no acordes con la realidad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario